Volando muy alto

Se llama Brenda Natalia Pérez es mexicana y ya tiene un pie en la NASA. Es una chica tan inteligente que estudio dos carreras simultáneas: ingeniería aeroespacial y mecánica, además de que domina el inglés y el francés. Ella nació en Chihuahua y su pasión es evidente al provenir de una familia de pilotos, por lo que desde muy pequeña sabía lo que quería estudiar.

Es una joven mujer muy tenaz que a sus 23 años sigue tras sus objetivos, y el esfuerzo ha valido la pena porque la NASA la acaba de aceptar en el Ames Research Center para pulir  sus conocimientos en aeromecánica. Su estancia inició en agosto  y concluirá en diciembre. Una noticia que fue revelada por la Agencia Espacial Mexicana.

Ella asegura que al terminar sus estudios de postgrado se dedicará  a la investigación y la docencia, un camino que sabe será difícil por los pocos recursos destinados a ese sector. Sin embargo, esto no la desanima y hace un llamado a los jóvenes para que sean perseverantes a fin de lograr sus metas.

 

A %d blogueros les gusta esto: