¡Viernes garnachero!… “Perico” te espera con sus Tacos al carbón en Jardines de la Hacienda Cuautitlán Izcalli

Uff, llegó el fin de semana por fin… ¡A un lado la dieta! Deja la fiesta para las noches y consiéntete desde temprano con un delicioso almuerzo o comida con nuestro amigo “Perico”, que hace tacos pero no es taquero… ¡es chef profesional!
Dirán que tacos en cualquier parte es lo mismo, pero los consumidores de alta alcurnia certificarán que nunca es igual.
Lo que sí es lo mismo es Pedro Anguiano y “Perico”, así lo conocen por medio Cuautitlán Izcalli. Cuando terminó su Licenciatura en Gastronomía en la “Escuela Corbuse” (por el rumbo de Arcos del Alba), puso un primer negocio en Valle de la Hacienda. ¡Éxito total!


Pero, ya sabes, se enamoró nuestro personaje; se casó con Monserrat (hoy son padres de las preciosas Fernanda, Regina y Camila) y, siempre buscando mejorar, hacer más clientes y darse a conocer, llegó a Jardines de la Hacienda. Para ser precisos, a Paseo de Las Hadas esquina con Nardo (a un costado del Ultra Minisúper), donde atiende de 8:30 a 16:00 de lunes a sábado.


Sin embargo, no hubo necesidad de hacer nueva clientela. Muchos lo siguieron de Valle de la Hacienda. Y no creas que fue tanto por lealtad, eh… Fue por el puritito interés de seguir saboreando esos ‘machitos’ sazonados con mostaza o esa ‘barriga’ inigualable o ese chorizo auténticamente argentino, chistorra, arrachera…. Es amplia la variedad que cocina con carnes de res, puerco o pollo.


Echa un vistazo al menú de Tacos al Carbón “Perico”: Bistec, costilla, machito, chorizo argentino, barriga, chistorra, aguja, arrachera, longaniza, pechuga empanizada, pollo natural, hígado encebollado, suadero, todillo, asado norteño, huevo asado y farto campechano…
Para acompañarlos, escoges: pico de gallo, mango/piña/guacamole, frijolitos, totopos, nopales, cebollas asadas. Y de las salsas, mejor ni me acuerden. Deliciosas todas: de cacahuate, de molcajete, de chile cascabel (¡grandiosa) y de chile morita.
Como en todo, Perico tiene su preferida: “la de molcajete es la especialidad de la casa”, confiesa Juan, con quien comparte la parrilla Perico.


No dejes de deleitarte con los frijoles charros y la sopa azteca, que son otras de sus especialidades; para tomar, encuentras refrescos y aguas naturales
Es tal el éxito de “Perico”, que además de Juan, seis personas más atienden en su mesa a la clientela que le llega en cascada toda la mañana y hasta las 4 de la tarde, que es la hora en que apaga la estufa.
“La gente me sigue a donde voy. Tengo 20 años de experiencia”, cuenta sin falsas modestias el chef en cocina internacional.


Ven y comprueba que el que es PERICO donde quiera VENDE…
(Ah, y si tienes algún festejo, Perico va a donde le digas; pregúntale por sus paquetes)

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: