¡Viernes garnachero!… La burguesía de Cuautitlán Izcalli se deleita con el sabor de La Burguesía

De entrada, el nombre ya es sugerente. No suena a simples hamburguesas. Se oye como algo más. Y así es. Son hamburguesas con más caché… hamburguesas gourmet, les llaman los especialistas.

Pero quienes las prueban las llaman por su nombre y apellido: “¡Hamburguesas Deliciosas!”.

La historia de La Burguesía nació paralela a una historia de amor, como casi todo lo que vale la pena en la vida.

Cynthia y Alfonso se conocieron en el Inter, mientras estudiaban Gastronomía. Se enamoraron decidieron combinar sus vidas… ¡y sus sazones! De tal forma que rentaron espacio en el estacionamiento en una vivienda ahí, en Parques. Y a darle. Dentro de sus gorros de chef, pusieron manos a la obra.

 

 

Pero si eligieron un nombre con glamour, lo mismo debían hacer con el sabor. La idea ha sido siempre ofrecer algo distinto. La diferencia se encuentra desde la llegada, con la amable atención de la señora Carmen Claret, que nos da sugerencias para disfrutar sus platillos.

Pero también existe la opción de que el propio cliente arme su hamburguesa. Que le quite o que le ponga lo que prefiera:
Proteína; las hay para vegano, vegetariano o carnívoro: soya, portobello, res, pollo, arrachera, doble carne, tenders, doble arrachera, salmón fresco y/o atún fresco.
Complemento: piña, tocino, queso cheddar, champiñones, guacamole, blue cheese, doble queso gouda.
Y el paso final, salsas y aderezos (elaborados todos en casa). Los hay dulces, los hay salados o picantes: desde alcaparras pepinillo, chipotle miel, búfalo, cilantro habanero, mayonesa de morita con ajo, BBQ chipotle, entre otros, muchos otros.

Y de ahí, con sólo ver el menú ya se está uno saboreando las Especialidades de la Casa:
Machita Burger / Che-burger / Nacho-burger / Gabacha-burger / Jalapeño-burger / Ribs-burger / Burgueroni / Gamba-burger… Todas, con 150 gramos de res (excepto Machita-burger, que se elabora con suave puré de plátano macho, y Ribs Burger, que son 200 gramos de costilla deshuesada) y combinan , según la elección, diferentes quesos, chistorra, chimichurri, pico de gallo, jalapeños rellenos…

La Burguesía ofrece de igual forma hot-dogs, alitas, tenders, costillas, vegan wings, papas gajo, a la francesa, aros de cebolla. Ah, “de la casa” hay alitas y papas… nomás imagínatelas.

Cynthia y Alfonso te ofrecen, si lo prefieres, diferentes combos individuales, para compartir entre amigos o para la familia completa.

Los postres tampoco son los tradicionales, que conste. Son elaborados especialmente para paladares exigentes: Oreo Fritas o Rollo de Manzana. Y tienen helados, paletas, refrescos, aguas, café. En fin, qué les decimos…

 

La Burguesía nació hace 5 años y ha ido creciendo, como lo hacen los hijos y, como a éstos la ropa, el espacio le ha quedado chico y hay que ir ampliando; a las primeritas barras y bancos, hace año y medio se agregaron amplios espacios con mesas y sillas, todo decorado con la juvenil frescura que distingue a esta pareja de gastrónomos enamorados.

Porque Alfonso cocina muy bien, pero se nos ocurre que también debe lavar trastes…

Los horarios de servicio en este negocio que visita toda la burguesía de Cuautitlán Izcalli y municipios circunvecinos, son: lunes, martes, miércoles, jueves y sábado, de 14:30 a 22 horas; el viernes, de 14:30 a 23 horas. El domingo es sagrado, se descansa.

Búscalos en Facebook o en Instagram: /LABURGUESÍA, llámales al 7095 6297. O visítalos en calle Ingeniero Luis de la Peña, Sección Parques; están pegaditos a la Primero de Mayo, frente a la gasolinera.

A %d blogueros les gusta esto: