Un campeón sin corona…. (Y otro campeón, pero de antier…) 

EDGAR VALERO BERROSPE

No se si se trató de forzar una situación que a todas luces luce algo loca. Mis colegas de la tele, como si se tratara de los ahora famosos “socialmente” llamados “bots” (contracción de “robots”) se la pasaron halagando al equipo de Rayados de Monterrey con el sobrenombre de “campeón vigente” o “campeón defensor” del futbol mexicano, a sabiendas que estaban diciendo una mentira. Pero como suele suceder, si se repite muchas veces una mentira, a veces se convierte en verdad.

Rayados ganó el martes su primer partido en este 2020 luego de la infame racha de 10 partidos sin victoria que sumó al arranque del torneo anterior, el Clausura 2020, del que sí, efectivamente, sin discusión, era el campeón defensor. Y Monterrey tenía que haber defendido su posición de campeón la campaña anterior, que no puede desaparecer en los hechos, sólo porque se argumente que en un boletín oficial, se le reconoce ese estátus.

Digo un boletín o comunicado, porque yo le puedo garantizar que ninguno de los ocho equipos que figuraban en la parte alta de la tabla cuando se tuvo se suspender el torneo en marzo pasado, y luego, cancelar, pueden estar de acuerdo con la forma en que se manejaron las cosas.

Ya sabemos que el tema de “unidad” en el futbol mexicano es algo que hace muchos años no se ve. Por eso, a pesar de que al acabar una reunión en la que participaron los propietarios o altos directivos del futbol mexicano, se dijo que todos, que es una palabra que no tiene medios términos, “todos” significa “todos”, no “medio-todos” o “algunos-todos”, si no es absoluta la expresión, eso se reduce simplmente a que “no son todos”, y el primero en protestar la cancelación de la campaña fue don Alfredo Alvarez Cuevas, en ese momento, representando a la Cooperativa Cruz Azul, propietaria de la Máquina Celeste.

Por supuesto que el equipo azul que marchaba con un implacable paso en la campaña, mismo que por cierto, mantiene, sumando hasta este día, 14 victorias en fila y en total 16 partidos consecutivos sin perder, no podía ser comparsa del teatro que se orquestó en la FMF o en la Liga MX como se quiera ver, que están separados cuando les conviene, pero están juntos cuando les conviene más que estar separados.

Entonces de pronto se anunció que el torneo no valió para disputar un título, pero como no se le puede quitar en lo individual a los jugadores y en lo grupal a los equipos, lo que hicieron antes de la suspensión, entonces se determinó que las estadísticas si cuentan, y pretenden que un país completo, porque hay aficionados al futbol en todo el país, finja que se quedó dormido el 22 de marzo y despertó el 24 de Julio y entonces el “campeón defensor” es, pues, el equipo de Rayados. 

Lo anterior nos deja en la posición de que entonces la racha del Cruz Azul es de seis victorias consecutivas con el torneo de juguete del mes que está concluyendo, y nada de lo demás que usted pueda acordarse que sucedió, en realidad sucedió… ¿Me explico? Usted se acuerda mal, la Máquina no se “sono” de forma consecutiva a Pachuca, Toluca, Guadalajara, Tigres, Morelia, Tijuana y América, todo es un  espejismo. Ya lo decretaron.

Y ya que tocamos el tema de la Máquina, bien valdría la pena mandar a decirles a nuestors amigos “desinformadores” que el equipo no es propiedad de don Guillermo Alvarez Cuevas, es propiedad de la Cooperativa La Cruz Azul SC.

Asi que independientemente de lo que la justicia determine que sea el estatus juridico de don Guillermo, no hay razón para que el equipo sea desafiliado y menos, como aseguran algunos, para que termine en una de esas instancias que se supone, le regresará al pueblo lo robado, porque si de verdad hubo tranzas, fue entre ellos mismos, es decir, los cooperativistas son quienes deben exigir rendición de cuentas a su presidente y en todo caso, nombrar a otro que en automático asumirá las funciones que tiene al menos hasta hoy, don Guillermo.

Esa es parte de la triste historia. Tal vez no esté de acuerdo conmigo, pero si hubiera un campeón defensor, sería más justo llamar al Cruz Azul campeón sin corona, que ocupar el absurdo decreto de que Monterrey es el campeón defensor. ¿campeón de que? ¿De su racha de diez partidos sin victoria, incluyendo cinco derrotas?… Bueno tal vez los conceptos han cambiado…

A %d blogueros les gusta esto: