Se adelantó don Guillermo Brito: fresco su estilo, puntilloso su sarcasmo; forjador de periodistas

Gran pluma, gran hombre, gran periodista que, contaba, empezó desde abajo y llegó a ser un monstruo del periodismo deportivo cubriendo tantos y tantos eventos de carácter mundial que nos llevaríamos miles de caracteres para nombrarlos.

Don Guillermo Brito, el gran contador de historias, nos acompaña en espíritu, porque su cuerpo ha ido a descansar. 

Fue fundador de El Heraldo de México y lo proclamaba con orgullo.

Fue muchos años director de Deportes de Novedades y después director de Deportes en Notimex.

Gran amigo.

En 2003 pasamos juntos dos semanas en tres ciudades alemanas con el encargo de cubrir el Campeonato Mundial de Voleibol Femenil. Fueron 14 días que afianzaron amistad y confianza el uno en el otro. Hubo empatía. Más, por mi contemporaneidad con sus hijos, periodistas también, Guillermo y Alejandro.

Porque don Guillermo forjó toda una dinastía de hombres de la tecla, eh. Tuvo hijos, hermanos, sobrinos, todos dedicados a las letras.

Don Guillermo decidió adelantarse y eligió un día acorde a su personalidad, a su manera de escribir, de hablar, de contar anécdotas: diciembre 28, el Día de los Inocentes. Porque así fue, siempre con ese estilo fresco, que manejaba la broma y el sarcasmo puntilloso.

Descanse en paz, amigo Don Guillermo Brito. Acá deja tantos alumnos que su recuerdo perdurará a través de los años. Y si no, al fin que más temprano que tarde nos encontraremos para charlar otra vez de nuestra aventura por Alemania.

A don Memo le sobreviven su viuda, señora Guadalupe Rodríguez, y sus hijos Guillermo, Diana y Alejandro Brito Rodríguez. Para ellas y ellos, pronta resignación y un abrazo afectuoso de toda la redacción de HOY EN LA NOTICIA.

Por J. Arturo Contreras

A %d blogueros les gusta esto: