Rusia vence 5-0 a la débil Arabia Saudita, en el primer juego del Mundial

Todo estaba acomodado para que Rusia luciera en su Mundial. Y así fue. Victoria de 5-0 sobre la selección de Arabia Saudita, que evidenció todas sus debilidades.
El encuentro tuvo lugar en el estadio Luzhniki, en Moscú, que lució pletórico. Antes, la colorida inauguración en la que brilló el cantante británico Robbie Williams.
Ya en el juego, Rusia jugó al contragolpe de inicio, pero logró abrir los espacios para aprovechar sin misericordia las debilidades de los árabes.
Al minuto 12, Iury Gazinsky definió de cabeza para abrir el marcador. Aleksandr Golovin, el jugador más creativo y por mucho el mejor del encuentro, le puso un trazo en diagonal que encontró solo a Gazinsky por un resbalón en el corazón del área de Mohamed Alburayk.
Un minuto antes del descanso, Denis Cheryshev definió con la zurda el segundo gol a primer poste en una gran jugada individual. Cheryshev entró de cambio al 24 por lesión de Alan Dzagoev.
Segundos después de haber ingresado a la cancha, en la primera pelota que tocó, Artem Dzyuba sepultó al equipo del argentino Juan Antonio Pizzi con el tercero de los rusos.
Al 90, Cheryshev hizo el cuarto de la jornada, un golazo de tres dedos que fusiló al arquero Abdullah Almuaiouf.
Y ya en tiempo de compensación, Roman Zobnin a balón parado firmó el quinto gol que podría ser clave en las posibilidades de Rusia para avanzar a los octavos de final.

A %d blogueros les gusta esto: