Resucito Dodgers en Halloween

Después de estar abajo en la pizarra 1-0, se imponen 3-1 a los Astros para igualar a tres juegos por bando la Serie Mundial. Esta noche en Dodger Stadium el séptimo y definitivo.

EDGAR VALERO BERROSPE

Fue la noche de la resurrección para los Dodgers. Y otra noche de terror para el lanzador estrella de los Astros de Houston, Justin Verlander quien tendrá que espera a otra Serie Mundial para conseguir su primera victoria en el Clásico de Otoño.

Verlander tuvo que cargar con la derrota luego de sucumbir ante la batería de los Dodgers de Los Angeles en la sexta entrada, cuando aceptó dos carreras que abrieron el camino a los Campeones de la Liga Nacional, para con una victoria 3-1, igualar a tres juegos por bando en la confrontación por el título de las Grandes Ligas.

Verlander hizo un gran trabajo hasta el sexto episodio, controlando sin problemas a 15 de sus primeros 16 rivales, hasta que Austin Barnes conectó un sencillo, que fue sucedido por un doblete al jardín derecho por parte de Chris Taylor para mandarlo a la registradora con lo que se igualaba el marcador. Astros tenía la ventaja desde la parte alta de la tercera entrada cuando George Springer conectó un cuadrangular solitario por todo lo largo del jardín central ante los lanzamientos del abridor de Los Angeles Rich Hill.

El batazo de Springer le permitió a los Astros igualar los 14 que conectaron los Gigantes en la Serie Mundial del 2002.

Luego del empate, sin outs en la pizarra, vino un fly de sacrificio al fondo del derecho por parte de Corey Seager que permitió al veterano Chase Utley llegar a home para darle la vuelta al partido y de paso, las gracias a Verlander quien fue relevado por Joe Musgrove quien a su vez, aceptó la tercera y definitiva carrera mediante un homerun solitario de Joc Pederson, su tercero de esta Serie Mundial. Con este batazo se alcanzaron ya los 24 cuadrangulares, un nuevo récord del Clásico de Otoño.

Verlander ya había fallado en cuatro ocasiones en su intento de conseguir el triunfo en la Serie Mundial. Fueron tres ocasiones con los Tigres de Detroit en 2006 (Juegos 1 y 5)  y 2012 (Juego 1) y otra más en el primer duelo de esta serie ante Dodgers, que anoche tuvieron que esperar más de cinco entradas para poder revelarse al poderoso pitcheo del estelar abridor de Houston.

Por su parte, Los Angeles nuevamente tuvieron que recurrir a su bullpen muy temprano, pues su abridor Rich Hill solo estuvo en la loma 4 entradas y 2 tercios, y de hecho se fue sin hit 4 entradas y un tercio antes de recibir el homerun solitario de la ventaja temporal de Houston, algo que ya no pudo ampliarse pues José Altuve y Carlos Correa, el duo dinámico de los Astros se fue de 8-0. En total aparecieron 5 lanzadores de Los Angeles, pues tras Hill, vinieron Morrow, Watson, Maeda y Jansen.

Precisamente Kenley Jansen, quien fue vapuleado en el segundo juego y que perdió el encuentro del domingo, subió al montículo para recuperarse y llevarse el salvamento con seis outs dominando a la batería texana.

El séptimo y definitivo duelo se jugará esta noche con Yu Darvish lanzando por los Dodgers y no se ha confimado al cierre de esta edición quien estará en el montículo por parte de Houston, aunque se supone sería Lance McCullers. Lo que si se mencionó es que tanto Clayton Kershaw como Dallas Keuchel, los astros del pitcheo de ambos equipos están disponibes para entrar como relevistas en caso de ser necesario en el último juego de la temporada.

UN DATO… Desde 1985 cuando la Serie Mundial se ha ido a siete juegos, los equipos que llegan a casa con la desventaja de 3 juegos a 2 y ganan el sexto encuentro, están 14-2 en el séptimo, lo cual marcaría como favorito para esta noche a los campeones de la Liga Nacional.

A %d blogueros les gusta esto: