Raiders-Pats: Viviendo en los extremos

El 19 de Enero del 2002 se efectuó en el viejo Estadio Gillette el juego divisional de postemporada entre Oakland y Nueva Inglaterra bajó una inclemente nevada que marcó la historia de estas dos franquicias, que tras esa temporada, pasaron a ser el mejor desde la Era de la Alineación y el peor, al menos hasta la campaña pasada.

 

EDGAR VALERO BERROSPE

 

El próximo domingo cuando se vean las caras en el Estadio Azteca los Patriotas y el equipo local, los Raiders en partido correspondiente a la semana 11 de la temporada de la NFL, no sólo se vivirá un gran espectáculo en el campo, sino que los millones de aficionados que tiene el equipo de Oakland en México, podrían tener, a más de 15 años de distancia, una especie de revancha de un partido que marcó a estas dos franquicias.

 

El 19 de Enero del 2002 en el viejo Estadio Gillette en Foxboro, se jugó el encuentro de playoff divisional entre Patriotas y Raiders, donde además del polémico final que marcó el encuentro y que ha pasado a la historia como el “Tuck Rule Game”, con Tom Brady, el ahora ya futuro miembro del Salón de la Fama participando en el primer juego de postemporada de su vida y el veterano Rich Gannon comandando bajo una inclemente nevada y una temperatura de menos 10 grados centígrados al equipo de Oakland.

 

Ese encuentro de postemporada, de la última campaña que se jugó con tres divisiones por Conferencia, pues el año siguiente se incorporaron los Texanos de Houston y se decidió dividir en cuatro divisiones cada conferencia ya con 32 equipos, significó también un punto de quiebre. Desde el inicio de la campaña siguiente, los Patriotas se convirtieron en el mejor equipo de la NFL sumando hasta esta campaña 192 victorias contra 57 derrotas para un impresionante porcentaje de efectividad del 77%.

 

Los Raiders, a pesar de haber llegado al Superbowl del año siguiente donde perdieron ante Tampa, fueron hasta el inicio de la campaña pasada, el peor equipo de los 32 de la NFL, sumando sólo 74 victorias a cambio de 150 derrotas, es de decir, apenas el 33% de efectividad. El número mejoró con lo que ha pasado los últimos dos años con este, pues sumó 16 triunfos y 9 derrotas, para un acumulado de 90 victorias y 159 encuentros perdidos.

 

UN AÑO INOLVIDABLE. El destino hizo su parte para que Tom Brady fuera a partir de ese año el quarterback titular de los Pats. Casi al inicio de la campaña, Drew Bledsoe, el pasador titular de Nueva Inglaterra había sufrido un tremendo golpe que le provocó sangrado interno y que lo alejó el resto de la campaña, aunque aún se especual si podrñia haber jugado aquel día ante los Raiders. Pero la decisión de Bill Bellichick fue mantener a Brady como titular. No se equivocó.

 

Nueva Inglaterra, en aquella campaña del 2001 terminó por imponerse en un polémico final en tiempo extra a Oakland con un gol de campo de Adam Vinatieri, para sentenciar el marcador de 16 a 13, en un duelo que ha forzado la realización de documentales.

 

Fue además, el último juego que se efectuó en la vieja casa del equipo que comandaba Bellichick por segunda temporada. En su siguiente encuentro visitó a Pittsburgh en la Final de la Conferencia Americana y se impuso a los Steelers para avanzar al Superbowl.

 

Ya en el juego de campeonato de la NFL ante los Rams cuyos controles estaban a cargo de Kurt Warner, y que aparecían como favoritos para ganar el Supertazón, Brady y los Pats sorprendieron al mundo del deporte al imponerse en el Superdomo de Louisiana 20-17 para ganar el Super Bowl XXXVI.

 

SE CIERRA EL CICLO…  Desde aquel día en Foxboro han pasado 15 temporadas completas, pero si nos circunscribimos hasta lo que sucedió en la campaña pasada, primera en la que regresó a la postemporada el equipo de Oakland, los Pats fueron los mejores y los Raiders los peores de la NFL en ese periodo.

 

Los Patriotas disputaron 7 veces el Super Bowl y lo ganaron 4 veces y obtuvieron 13 títulos divisionales. Los Raiders en cambio, un año después, en la campaña del 2002,  jugaron ante los Bucaneros en el Superbowl y fueron apaleados 48-21, en lo que fue su única aparición en postemporada en los 14 años que transcurrieron desde la derrota ante los Pats en 2001. Apenas la campaña pasada pudieron regresar a los playoffs pero cayeron en la ronda de comodines ante los Texanos.

 

Mencionar como curiosidad que Texanos fue el equipo que forzó la realineación de la NFL y que a su vez, fue derrotado por Nueva Inglaterra en el playoff divisional del año pasado. Una postemporada que terminó como la de hace 15 años, con un título más para Nueva Inglaterra…

 

A %d blogueros les gusta esto: