¿Qué celebró Jesús en la última cena?

De acuerdo a la tradición cristina, Jesús celebró con sus seguidores la última cena en conmemoración de la pascua, una fiesta hebrea que conmemora la salida de los Judíos de Egipto, en tiempos de Moisés.

Esa fiesta se conoce también como la fiesta del pan ácimo, un pan sin sal ni levadura, que viene a añadirse al ritual de la última cena.

Este pan está unido a la historia, pues a la repentina orden de salida de Egipto se debe la tradición de los panes ácimos o Matzot, que también caracterizan a esta fiesta: el tiempo no alcanzó para cocer en los hornos el acostumbrado pan de cada día, sino que hubo que dejar la masa al sol para que se cociera al calor de éste. Resultaron unas galletas chatas y sin fermentar, en recuerdo de las cuales se come hasta el día de hoy, las tradicionales matzot de Pèsaj durante los siete (u ocho) días de fiesta.

Por lo tanto “los panes ácimos que Israel come cada año en la Pascua conmemoran la salida apresurada y liberadora de Egipto.”[2] La Fiesta de los panes ácimos seguía a la de la Pascua, como se puede ver en Levítico 23,5.

Durante los siete días de la fiesta estaba prohibido comer pan con levadura, porque la levadura era símbolo de corrupción y del pecado.

A %d blogueros les gusta esto: