Presa de Angulo fue construida hace 137 años

 

La presa de Angulo, llamada así por el apellido del propietario de la parcela donde se levantó, fue construida en 1880, para almacenamiento de riego antes de ser vaso regulador de aguas residuales de los municipios de Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán Izcalli.

Con 137 años de servicio, esta presa recibe 90% de aguas residuales de Atizapán de Zaragoza y 10% de Cuautitlán Izcalli. Continúa siendo de propiedad privada, luego de que entre 1996 y 1997 se vendiera a la empresa que construyó el Parque Industrial de San Martín Obispo.

De acuerdo a datos hemerográficos y del Organismo del Agua de Cuautitlán Izcalli, la presa recibe aguas residuales por cuatro  canales: El Jaral y Chamacuero, de Atizapán, y descargas de las colonias Lomas del Bosque y de la zona industrial de San Martín Obispo.

La presa está catalogada como zona de riesgo por el Atlas Municipal de Cuautitlán Izcalli, por ser vertiente natural de las corrientes de agua. A pesar de ello ha sido fraccionada desde su parte alta hasta la cortina de contención, lo que pone en riesgo a cientos de familia que ocupan esos asentamientos irregulares.

En el 2011 su desbordamiento provocó afectaciones a 47,500 vecinos, quienes siguen en situación de peligro por la antigüedad de la presa y el desgaste natural de los materiales con que fue construida.

 

A %d blogueros les gusta esto: