¿Por qué parar ahora?, el futbol mexicano jamás se detuvo

EDGAR VALERO BERROSPE

En una supuesta reunión de algunos influyentes personajes del futbol mexicano celebrada en teoría el día de ayer lunes, se acordó que mañana podría decidirse la cancelación del torneo de la Liga MX, debido al tema de la circulación-decreto de la “nueva normalidad”.

Hasta hace unos días sólo se estaba decidiendo “para cuando” pero se tenía como un hecho el asunto de que se iba a reanudar la competencia que quedó pendiente al concluir la Fecha 11. Sin embargo, las dudas han comenzado a asaltar a los encargados del negocio y en vez de ocuparse de posibles soluciones, están preocupados porque el negocio “es el negocio”, incluso contemplando que se les trate de manera diferenciada.

Y precisamente en eso último es en lo que sí estamos de acuerdo, y no tanto porque “el negocio sea el negocio”, sino porque el futbol en México tiene alcances que van más allá de los pleitos habituales entre directivos, las mentiras y engaños en como se manejan los acuerdos y el inframundo en el que se mueven en general casi todos los involucrados en este asunto. Si, estoy de acuerdo en que se les de un trato diferenciado, porque es necesario, no sólo para ellos, que es lo que menos me ocupa, sino para el pueblo en general.

Hay dos postulados irrebatibles que tienen que ver con el deporte. Uno, que no hay ningún vehículo promocional para casi cualquier tipo de producto que se quiera desplazar, qué anunciarse en el deporte, y en particular en el futbol. La otra, que el deporte es el gran distractor de los seres humanos. El futbol ofrece una terapia de entretenimiento a nivel internacional como ninguna otra actividad, y puede usted mencionar a la que quiera, de la disciplina que sea. El deporte mueve países completos, es un desahogo absoluto para la casi totalidad de los seres humanos.

Y en nuestro país, por ningún motivo desde que hay futbol organizado, y eso es, desde hace 118 años, se ha cancelado la actividad relativa al futbol. En México hubo todo tipo de desgracias en ese más de un siglo de historia. La Revolución Mexicana, la influenza española de 1918, la Segunda Guerra Mundial, porque en la primera ni metimos las narices, y eso incluye que haya participado en Filipinas ese heróico grupo de 30 pilotos y casi 300 personas que integraban el Escuadrón 201, conocido como las “Águilas Aztecas” y que fue motivo hasta de un desfile de honor en la Plaza de la Constitución cuando regresaron y fueron homenajeados por el presidente Ávila Camacho.

Por supuesto la explosión del gigante de San Juan Parangaricutiro, sí, dónde está el volcán Paricutín, en 1943; el huracán “México” que arrasó Colima en 1959, los conflictos estudiantiles de 1968, la explosión de San Juanico, el terremoto de 1985, el terremoto de 2017 y la liga paró, días, semanas, pero luego continuó… Y créame que si no hubiera sido así, las cosas habrían sido mucho más difíciles de llevar…

Por primer vez en su dura cabeza monetizada, los directivos del futbol mexicano deberían de pensar en quienes los volvieron millonarios. Porque con todo respeto, no se volvieron millonarios por fregones, sino porque encontraron un nicho de oportunidad en el futbol, que vive de los anuncios y de la publicidad que se genera porque “Juan Pueblo” paga, participa con su poco dinero que, extrapolado a miles, cientos de miles y millones, se convierten en el negocio que hacen muchos. Los individuos y las marcas. Las empresas de televisión y quienes se anuncian. Todos, todos, todos…

Y de acuerdo, que no se termine la temporada porque las condiciones no están para tener a 18 equipos viajando de forma indiscriminada por todo el país, pero que la actividad no se acabe. Ya decía yo ayer en mi programa de radio en AireLibre 105.3FM (así, de corridito), por qué no torneos locales, regionales, hexagonales, norte, centro y occidente, integrados por equipos que puedan ir y regresar el mismo día del partido. 

El único que está lejos, realmente es Tijuana, pero se puede ir en la mañana, jugar y regresar en la noche… 15 habitaciones sanitizadas y un salón convertido en comedor y a echarse una siestecita y que haya espectáculo. Para los “de a pie”, y para “los de la tele”, y para “los que venden” y por supuesto para los más importantes, “para los que compran” y que son quienes necesitan un pequeño paliativo que los ayude a romper la desgracia de una rutina que nos ha tenido asfixiados ya más de dos meses y que no sabemos claramente, y las autoridades no ayudan, cuando podrá tener una dosis de alivio moral, aunque muchos ya, por desgracia, no tengan ni ese consuelo…

Atlas, Chivas, Morelia, Necaxa, León y hasta Querétaro por un lado. Tijuana, Santos, Rayados, Tigres, San Luis y Juárez por otro y finalmente, América, Cruz Azul, Pumas, Pachuca, Puebla y Toluca, ¿que? no podrán organizarse y así ayudar un poquito… A veces hay que aflojar la cuerda, casi todo es dinero, pero a veces hay que dejar de ser mercenario y pensar un poquito en el prójimo…Cancelen, pero se detengan… Luego ya veremos…

A %d blogueros les gusta esto: