Pedro infante ¡al desnudo!

Al cumplirse 62 años de la muerte del ícono de la cultura mexicana, recordamos que su primera dirección en la capital fue en Abraham González 110, donde vivió en una vecindad con su esposa Maria Luisa.

Cuentan que desde entonces acostumbraba cantar durante la ducha y que fue el propio director de la XEW, quien pidió permiso a la portera para entrar a la vecindad para identificar al dueño de esa voz privilegiada. «Es Pedrito, el del dos», dijo la humilde mujer para abrirla la puerta a la fama al ídolo de Guamachuil.

Con sus primeros ahorros pudo cambiarse a Reforma 35, departamento 5, todavía con su esposa María Luisa, para poder cantar en el Hotel Reforma y en el entonces salón de baile el Waikiki.

Con el correr de la fama se hizo propietario de una inmensa casona sobre la Marquesa, donde se dice que su hermano le tomó esta foto luego de entrenar. Es quizás la única foto donde Pedro Infante desnudó su cuerpor, porque su vida ha sido un libro abierto para todos los mexicanos desde que murió en el aquel accidente aéreo en Mérida, el 15 de abril de 1957.

A %d blogueros les gusta esto: