Niñas bien, el complemento de «Roma»

Niñas Bien, película homónima de la novela de Guadalupe Loaeza, es sin duda otra visión del México de los años 80, pero desde las Lomas de Chapultepec.

Así como Roma es la revisión de las clases medias de aquella época, la película de Alejandra Márquez Abella nos presenta la decadencia de las clases aristócratas de nuestro país, que también fueron arrojadas del paraíso con la devaluación y la expropiación de la banca de José López Portillo.

Usando la actuación de Ilse Salinas como la principal protagonista de la historia, la película se vuelve por momentos tediosa con tantos acercamientos y silencios, aunque el vestuario de la protagonista luce espectacular.

Mueve a la risa el racismo y lo ridículo de nuestros aristócratas de la época, que como en la época de Don Porfirio, sugerían evitar a los mexicanos en el extranjero. Pero también es ridículo el empoderamiento de los nuevos ricos, que sin clase se vuelven famosos gracias a su dinero.

Para mi gusto, el filme deja mucho a la interpretación del auditorio y eso complica entender la visión crítica que tenía el libro. Sin embargo, vale la pena.

A %d blogueros les gusta esto: