¡Milagro en el Infierno!; Santos ganó su sexto campeonato

Santos Laguna conquistó su sexto campeonato en el futbol mexicano, por primera vez fuera de Torreó un empate 1-1 con los Diablos Rojos del Toluca, para un marcador global de 3-2.
Una milagrosa anotación del argentino Julio César Furch al minuto 9 adelantó a Santos; el delantero metió el balón pegado al poste izquierdo con un disparo desde fuera del área, tras recibir un pase de su compatriota Carlos Izquierdoz.
Los Diablos Rojos de Toluca generaron varias opciones de anotar que el portero Jonathan Orozco evitó, al desviar peligrosos remates de Antonio Ríos y de los argentinos Rubens Sambueza y Pedro Canelo.
Toluca empató a los 81 minutos cuando el argentino Gabriel Hauche remató en el área chica, después de que Ríos impactó con la cabeza un centro enviado por Sambueza desde el sector izquierdo.
En los últimos minutos del encuentro el equipo local presionó en busca de un gol que forzara el alargue, pero no lo logró, lo que permitió a Santos poner la sexta estrella en su escudo tras las conseguidas en los torneos Invierno 1996, Verano 2001, Clausura 2008, Clausura 2012 y Clausura 2015.
Cuando el árbitro indicó el final del partido, el uruguayo Robert Dante Siboldi, director técnico de Santos, rompió en llanto, al igual que Orozco.
El arquero se convirtió en héroe santista en dos oportunidades muy cercanas. Al 37 le atajó un zurdazo a Sambueza y al 45 también detuvo un tiro de Antonio Ríos.
El arquero santista se volvió a lucir al 58, en esta ocasión al taparle un disparo al argentino Alexis Canelo.
Con el correr de los minutos y la pesada obligación de anotar dos goles para forzar los tiempos extra, los Diablos Rojos parecían desmoralizarse.
Sin embargo, el Toluca encontró un gol que le devolvió la esperanza. Hauche firmó el 1-1 con un remate dentro del área chica.
Los Diablos insistieron por la anotación que forzara la prórroga, pero los Guerreros se encerraron a piedra y lodo para soportar los últimos embates del loca y asegurar el título.
El Santos había jugado y perdido dos finales ante el Toluca en los torneos Verano-2000 y Bicentenario-2010, cerrando como local en el estadio Nemesio Diez. Esta noche rompió el maleficio coronándose como visitante.
«Tuvimos un bajón al término del torneo, pero la liguilla la jugamos con mucho futbol. El partido de hoy se complicó, pero había que sufrir un poco para disfrutar más», comentó el argentino Carlos Izquierdo, defensa del Santos.

A %d blogueros les gusta esto: