#México68 cuando se venció el boicot y la incredulidad (3)

DANIEL ESPARZA

Al conmemorarse hoy 53 años de los Juegos Olímpicos de México 68 es indispensable recordar la ferrea defensa de la competencia, a pesar de la incredulidad de las potencias mundiales del deporte y la amenaza del boicot de los países africanos.

Mucho antes de que en 1985 las Naciones Unidas decretaran el rechazo al régimen sudafricano, los países africanos amenazaron con no presentarse a los Juegos en caso de que el Comité Olímpico Internacional refrendara la invitación Sudáfrica. El gobierno racista había prometido una delegación incluyente, en caso de que fueran invitados formalmente.

El Comité organizador encabezado por Pedro Ramírez Mercado urgió al COI retirar la invitación a Sudáfrica, cuya comisiòn ejecutiva decidió someterlo a votación. El presidente del Comité organizador negoció con el presidente de la Federación de Tenis de Italia, Georgio Stefani, entonces miembro del COI, la posibilidad de incluir al tenis en el programa si votaba en favor de retirar la invitación a Sudáfrica.

Las negociaciones de los mexicanos propiciaron que el COI respaldara el veto a Sudáfrica, que tardaría casi 20 años en globalizarse en todo el deporte, así como el regreso del tenis al programa olímpico que había abandonado los juegos desde 1928.

Por si fuera poco, nuestro país demostró que la altura de la CDMX, en vez de matar atletas, como pronosticaban en Europa, ayudaría a imponer récords del mundo en varias disciplinas.

Con los Juegos México dejó de ser un país desconocido, para convertirse en un país reconocido por su seriedad para enfrentar grandes compromisos.

A %d blogueros les gusta esto: