Memorias futboleras: La Tota y el gol más rápido en un mundial

Del archivo personal, recupero estas cápsulas escritas en su momento para MVS Radio y supervisadas por mi padre de profesión, Jorge Che Ventura, a quien recuerdo con mucho cariño a pesar de su ausencia física, pero no espiritual.

DANIEL ESPARZA

¿Por qué? ¿Por qué siempre a nosotros?- se escuchó la voz potente, erudita y desesperada de don Fernando Marcos, para dejar esa frase colgada en la historia del futbol mexicano cuando narró aquel agónico gol de Joaquín Peiró con el que España derrotó 1-0 a México en Chile 1962.

#Deporte #SelecciónMexicana

Era aquella selección un compendio de ilusión y drama. Desde 1960 Octavio Vial e Ignacio Trelles habían iniciado la integración del equipo mexicano y una relación tortuosa, como la llegó a llamar en sus columnas Manuel Buendía, llena de ceses y recontrataciones de Nacho Trelles como técnico nacional durante los siguientes diez años.

Alejandro Scoppelli se hizo cargo de la selección y México inició su aventura una vez más contra Brasil, el equipo campeón del mundo y su Rey Pelé, quien sólo jugaría completo aquel juego contra México, el cual ganaron 2-0.

En el grupo de México quedaba España. ¿ilusión o drama? En aquel equipo estaba Frederick Puskas, ya naturalizado español, el uruguayo Santamaría y el argentino Alfredo Di Stéfano, quien se quedó todo el tiempo en la banca para convertirse en la primer gran estrella que nunca jugó un Mundial.

30 segundos antes de terminar el juego, Isidoro Díaz contra remata en el área y Del Sol detiene con la mano dentro del área. El abanderado marca, no así el árbitro. Los mexicanos se desconciertan en el reclamo, Gento aprovecha para escapar por la izquierda donde Cárdenas no lo alcanza, Del Muro se barre infructuosamente, el centro peina al “Gallo” Jauregui, el último hombre mexicano en la defensa, y llega a Joaquín Peiró, quien fulmina a Carbajal, el portero que llora de rabia cuando va por la pelota.

Fernando Marcos se desespera y emite su fallo histórico: “¿Por qué? ¿Por qué siempre a nosotros?

El 7 de junio Antonio Carbajal cumple 33 años en su cuarta Copa del Mundo  y recibe a los 16 segundos el gol más rápido de un Mundial hasta entonces.

Pero los mexicanos no deponen las armas. Isidoro Díaz empata, Alfredo Del Águila coloca a la selección en ventaja y Héctor Hernández, de penal, consigue una histórica victoria de 3-1, primera de México en un Mundial.

La risa de Carbajal estalla. Todos recordarán la primera victoria, muy pocos la caída meteórica de su valla.

Ese triunfo irá creciendo en el viaje de regreso. Checoslovaquía llegará a la final y será subcampeón del mundo. México había enfrentado a los dos mejores equipos del orbe y sólo perdió contra el campeón.

A %d blogueros les gusta esto: