Lomachenko-Rigondeaux: pobre pelea para gran escenario

Nueva York. Mucho escenario para tan pobre espectáculo. El duelo entre el ucraniano Vasyl Lomachenko y el cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux no correspondió a la expectativa que había creado y no lo hizo desde el pesaje mismo: demasiada diferencia entre uno y otro, lo que sin duda provocó el desenlace.

Y es que el cubano concedió dos divisiones de ventaja al ucraniano.

El campeón mundial superpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Lomachenko, retuvo su corona vía un nocaut técnico al final del sexto round sobre Rigondeaux, campeón mundial supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Fue la pelea estelar de una función que se realizó este sábado, en el Teatro del Madison Square Garden, en Nueva York, Estados Unidos, en promoción de Top Rank y televisada por ESPN.

Este combate era de gran interés, porque coincidieron dos de los mejores peleadores olímpicos de la historia, ganadores de dos medallas de oro, y dos de los boxeadores más cotizados del mundo, por sus habilidades naturales y superior esgrima boxística. 

Sin embargo, la diferencia de peso fue definitiva y Lomachenko dominó de inicio a fin, ante un Rigondeaux que justificó su abandono al final del sexto por una lesión en su mano izquierda.

En el sexto le dedujeron un punto a Rigondeaux por el número excesivo de amarres. Lomachenko concentró su ataque al cuerpo. Al finalizar este sexto round, el Madison Square Garden quedó paralizado cuando el réferi Steve Willis anunció que el cubano no podía continuar producto de una lesión en su mano izquierda.

Con esta victoria, Lomachenko mejoró su record a 10-1, con 7 nocauts, mientras que Rigondeaux vio caer su palmarés a 17-1, con 11 nocauts.

A %d blogueros les gusta esto: