La Santa Cruz, una tradición desde la Colonización

Cuando los primeros evangelizadores llegaron a México ponían cruces en las nuevas construcciones de iglesias, conventos y casas de oración. Sin embargo, los maderos lucían tristes para nuestros indígenas, quienes optaron por pintarlas con colores llamativos y adornarlas con flores y listones. Así comenzó en México la Fiesta de la Santa Cruz que se celebra cada 3 de mayo. 

En la actualidad la fiesta se realiza en toda obra en construcción donde trabajadores y responsables de la obra conviven en una comida, junto con sus familias.

Sin embargo, la fiesta data del 326 D.C. El historiador Eusebio de Cesarea cuenta que el General Constantino no era creyente pero le tenía mucho respeto a los cristianos por su paz y el bien que hacían en todos sitios.

Antes de una dura batalla contra Majencio –jefe de Roma -, tuvo un sueño en el que pudo contemplar una cruz luminosa y una voz que le decía:»Con este signo vencerás»

Y sin tener la menor duda de su triunfo, puso en todos los estandartes y banderas la cruz. Al ganar la batalla, llegó bien pronto a ser emperador. Decretó el cese de perseguir a los cristianos y la libertad religiosa.

San Ambrosio y Juan Crisóstocomo afirman que Elena se fue a Jerusalén en busca de la Cruz del Señor.

Los arqueólogos se emplearon a fondo en esta labor. Al cabo del tiempo, encontraron tres cruces. ¿Cuál era la de Jesús? La respuesta se la dio una mujer que estaba muy enferma. Al tocarla, quedó curada.

Elena y el obispo de Jerusalén juntamente con muchos creyentes, la llevaron en procesión por las calles de la ciudad instituyendo esta fiesta que aún se celebra en todo el mundo cristiano.

.

A %d blogueros les gusta esto: