La Llorona, el primer feminicidio en la CDMX

Contrario a lo que muchos creen, la Llorona es habitante de la Ciudad de México, donde sus apariciones durante la colonia terminaban siempre con la desaparición de la fantasmal dama en alguno de los lagos que no terminaban de secarse, en la Nueva España.

De acuerdo a Luis González Obregón, las crónicas de la colonia indican la aparición del espíritu a la media noche, luego de la hora de queda, marcada por los tañidos de la voz de bronce de la Catedral.

#brujasmásallá

Era entonces cuando los gemidos de la dama, vestida de blanco, se escuchaban por las calles palaciegas, hasta llegar a la Plaza Mayor, donde se hincaba para lanzar su último gemido antes de desaparecer en las aguas pestilentes de los lagos que todavía no terminaban de secarse en la capital.

Francisco de Sahagún cita que la Llorona era la diosa Cihuacóatl, de los antiguos mexicanos, la cual vaticino incluso la caída del imperio, cuando se aparició en la calles de Tenochtitlan anunciando a sus hijos la destrucción.

Pero José María Roa Barcenas indica que el origen de la Llorona en la Nueva España habla lo mismo de una joven asesinada antes de casarse, una mujer que lloraba la muerte de sus tiernos hijos u otra que fue asesinada por el marido celoso que dudaba del origen de sus hijos.

La primera víctima de un feminicidio.

¡Ay mis hijos!

A %d blogueros les gusta esto: