Jaime Munguía, el futuro del box mexicano; 21 años y ya es campeón del mundo

Con un impresionante nocaut en cuatro asaltos, después de cuatro caídas, el tijuanense de 21 años, Jaime Munguía, arrebató el campeonato superwelter de la Organización Mundial de Boxeo a Sadam Ali, en el Casino Verona de Nueva York.
“La verdad, esto significa algo muy grande para mí, esto es un sueño para todo boxeador, pero apenas esto empieza”, afirmó Munguía, promovido por Fernando Beltrán de Zanfer, al final del explosivo desenlace.
“Gracias a la Comisión de Nevada. Gracias a ellos no peleé con Gennady Golovkin, pero me dieron esta oportunidad y ahora soy campeón del mundo”, destacó el púgil mexicano.
Ali sucumbió ante la poderosa pegada del mexicano y visitó dos veces la lona en el asalto inicial, víctima de un poderoso gancho de izquierda y luego un cruzado de derecha. En el segundo round, una derecha del tijuanense volvió a derribar a Sadam.
En el tercer capítulo no hubo caída que lamentar para Sadam Alí, residente de Nueva York, pero en el cuarto bastó un gancho espectacular a la mandíbula para enviarle por cuarta vez a la lona y obligar al réferi a detener el pleito al 1:08 minutos del cuarto capítulo.
La brutal pegada de Munguía hizo innecesario, incluso, el conteo del réferi en esa cuarta caída.
“Quería esta pelea, me estaba preparando para Liam Smith, pero no se hizo la pelea y llegó Munguía. Era el campeón y debía tomar el reto, pero (Jaime) es un muchacho muy fuerte y me conectó temprano”, reconoció Ali, quien en diciembre pasado había destronado al boricua Miguel Cotto.
Con sus 21 años, Munguía se convirtió en uno de los campeones más jóvenes en la historia del boxeo mexicano y al hacerlo, mejoró su récord a 29-0 y 25 nocauts. Además, dejó huella en su debut en las grandes ligas.
Por su lado, Ali dejó su marca en 26-2 y 14 nocauts.
• Con información de ESPN Digital

A %d blogueros les gusta esto: