Falsa alarma en Cuautitlán Izcalli; de un perro en descomposición, los olores fétidos

Después de que elementos de Seguridad Pública verificaron el contenido de una bolsa que despertaron sospechas de la comunidad, se encontró que se trata del cadáver de un perro en descomposición.
Esta falsa alarma alertó a los medios digitales de comunicación, pero reportes de Seguridad Pública, que atendió el llamado, indican que la bolsa negra que despedía olores fétidos sobre Rancho Grande y Avenida San Antonio, en el fraccionamiento San Antonio, sólo contiene restos de un perro.
Se trató solamente de una información falsa, de las muchas que circulan en el ciberespacio.

A %d blogueros les gusta esto: