Entre “Vascos” te veas… (Aguirre contra el Alavés)

EDGAR VALERO BERROSPE

Por supuesto que Javier Aguirre sabía que no iba a ser fácil salvar del descenso al Leganés, y hoy en una en acciones de la jornada 37 del futbol de España, podría, ojalá que no, concretarse el descenso del cuadro madrileño a la segunda división, algo que evidentemente nos ocupa por tratarse de un hombre insignia del futbol mexicano.

La jornada incluye dos partidos que de combinarse los resultados, acabarían con cualquier esperanza, el Alavés visitará al Real Betis de Andrés Guardado y Diego Lainez, y ojalá que en atención a los buenos tiempos, el “capitán” Guardado comandé a la escuadra andaluza en el Benito Villamarín a un triunfo, que, de combinarse con una victoria del Leganés en ante los Leones de San Mamés del Athletic de Bilbao, mantendría en vilo la situación hasta el próximo domingo cuando concluya la Liga.

El tema de la diferencia de goles podría quedar salvado en un equitativo empate si los de Aguirre ganan por un gol, y los de Imanol Alguacil pierden por 1, para que ambos tengan un -22. 

El tema del Alavés es esperanzador, porque se trata de un equipo que se ha derrumbado a la par que el de Javier Aguirre crecía. El equipo vasco no gana un partido desde hace siete jornadas, el 18 de junio cuando derrotaron a la Real Sociedad de San Sebastián, y ha anotado un solo gol a cambio de 14. La infame racha  es de seis derrotas consecutivas y el empate a cero ante el Getafe el pasado lunes.

En la grave racha, los alaveses cayeron del sitio 13 de la clasificación al 17 y hoy sólo tienen cuatro puntos de ventaja sobre el Leganés. En la última jornada, ambos cuadros parecieran condenados a la derrota, aunque como el Barcelona será el sinodal de los vascos y pudiera tener alguna oportunidad aún de coronarse, parece más razonable pensar en un empate del Leganés como última instancia, ante un posiblemente ya coronado Real Madrid.

El asunto de los de la Casa Blanca podría definirse en su favor si los de Zidane hoy vencen al Villarreal, todo a partir de las 2 de la tarde tiempo del centro de México…

Javier ya había enfrentado el desafío de no descender y salió bien librado en México con el Atlante y en España con el Osasuna, el Atlético de Madrid, el Zaragoza y el Espanyol de Barcelona. Y aunque sus números son infinitamente superiores a los que tuvo el equipo antes de su llegada, obteniendo 23 puntos en 22 jornadas contra los 5 que habían sumado en 12 encuentros, no han sido suficientes.

Por cierto que el tercer invitado incómodo es el Mallorca que parece tener más a la mano los seis puntos finales, pues se mide al Granada y al Osasuna, ambos equipos de media tabla sin nada que ganar o perder.

Así que en un par de horas, cruciales, sabremos si Javier, quien se ha ganado el respeto y afecto de millones de aficionados al futbol en México, sufre un revés de monumentales dimensiones, aunque no me queda duda que lo hará con la conciencia tranquila, porque nadie dudará que ha trabajado intensamente, pero no tuvo las mejores condiciones para competir, pero eso, él lo sabía. Un poco de buenas vibras ayudará en la lucha, quién lo diría para mandar a un equipo de la región donde nacieron sus padres el País Vasco, a la segunda división. ¡Vaya conflicto!

A %d blogueros les gusta esto: