El Tri, su propio estilo con todo y la pandemia…

EDGAR VALERO BERROSPE

Esta noche en el Estadio Azteca se presenta el Tri de la nueva normalidad. Una selección mexicana que ha sido señalada como “barata”, con muchas caras nuevas que, no significan precisamente que el técnico Gerardo Martino se la haya puesto fácil a muchachos como, por ejemplo, Santiago Giménez que a sus 20 años vestirá la casaca nacional por vez primera, sin haber pasado antes por algún otro representativo mexicano.

Se trata de un equipo donde las circunstancias obligan a que empiecen a verse caras nuevas, los que antes o después, pero que le aseguro será “muy” antes, estarán tomando algunos lugares que por default le correspondian a jugadores que de ser los estelares, titulares indiscutibles, fueron viniendo a menos de forma dramática, tanto los que juegan en México, como los que militan en el extranjero.

De hecho hemos ido perdiendo “track” de manera paulatina de algunos elementos que suponíamos eran los titulares del futuro, un futuro que nos alcanzó y que no ha sido precisamente como hubiéramos querido. Hoy estamos “felices” de ver que Raúl Jiménez ha superado lo hecho por el “chicharito” Hernández, quien ha desaparecido de la conversación de forma notable, o Carlos Vela que permanece lesionado siendo quizá el jugador mejor dotado con que puede contar el Tri, al menos Hirving Lozano ya sumó dos goles con el Nápoles a pesar de que su destino se veía muy nebuloso y Jesús Corona ya hizo el primero con el Porto. Herrera desaparecido y menospreciado por el “cholo” Simeone en el Atlético de Madrid.

Y en México las cosas no se ven mejor. La pandemia pasó su factura al futbol y la selección jugará apenas su primer partido en casi un año, es increíble, pues la última vez que actuó fue en noviembre de 2019 cuando se impuso a la Selección de Bermudas 2-1 en la Liga de las Naciones de la Concacaf. 

A estas alturas del partido, valga la expresión, México debería haber jugado al menos tres amistosos en Estados Unidos, en Marzo, en el estadio de las Panteras de Carolina en Charlotte y en el estadio de los Vaqueros de Dallas y el 30 de Mayo debió haberse presentado en el Estadio de los Broncos de Denver en un encuentro de preparación para las semifinales de la Liga de las Naciones. Los presuntos rivales eran Alemania, Italia y Holanda o Suiza, pero al final del camino se anunciaron a la República Checa, Grecia y Colombia. Sueños, puros sueños.

Junio sería el mes en que se vería las caras con Costa Rica, y poco después, seguramente, habría jugado la final también en Estados Unidos. A cambio de todo eso, se negoció una gira por Europa donde habrá encuentros en Holanda ante la Selección de ese país en Amsterdam y Argelia en La Haya los días 7 y 13 de octubre. Por si fuera poco, el arranque de la eliminatoria mundialista rumbo a Qatar 2022 programado para el mes que termina hoy, fue pospuesto para el año que entra y en vez de un hexagonal, habrá un octagonal. 

Y con todos esos cambios y situaciones, el juego de hoy es un amistoso “fuera de calendario” oficial de la FIFA, pues sólo se agendaron dos dobles fechas, la que se juega entre el 7 y el 13 de octubre y una más entre el 10 y el 13 de noviembre, donde México podría llegar a jugar con Japón, aunque aún no se ha confirmado esta confrontación.

Entonces, si usted se pregunta la razón principal por la cual en el equipo convocado para esta noche hay un “montón” de nombres de jugadores que en otro momento no hubieran sido llamados, la respuesta se la acabamos de dar. El único partido amistoso que se jugará hoy, en todo el mundo entre selecciones mayores es el México-Guatemala, los otros 35 partidos que involucran a representantes de muchos países, incluyendo los dos de México en Holanda, se jugarán entre la semana próxima y la que le sigue. 

Hasta en eso tenemos que ir en contra de la situación. Es un partido que se puede jugar, pero que si no se hubiera dado, tampoco habría pasado nada. Simplemente el Tri, fiel a su costumbre, ya se adaptó a la nueva normalidad, es decir, seguir haciendo las cosas a su manera y en su propio mundo… 

A %d blogueros les gusta esto: