El destino manifiesto de la «Tota» Carbajal en Mundiales

DANIEL ESPARZA

La leyenda de las cinco copas jugadas por Antonio «Tota» Carbajal, es uno de los grandes mitos del futbol mexicano que oculta una serie de datos históricos del legendario arquero.

Primero la gran suerte que tuvo Carbajal al unirse al equipo mexicano en 1958.

Jaime Morelos, portero del necaxa, fue llamado a disputarle la plaza a la “Tota” carbajal., pero fue atropellado a las afueras de la concentración de la selección. Cuatro años después, en 1962, vísperas del mundial de Chile, la afición necaxista pensaba que sólo una desgracia podría dejar al “portero de goma”  sin jugar el siguiente mundial, pero en un juego contra el América, Moacyr le encaja un rodillazo en el rostro a Morelos que le rompe la nariz y  la “Tota” será otra vez titular.

El 7 de junio de 1962 Antonio Carbajal cumple 33 años en su cuarta Copa del Mundo, en Chile, y consigue su primer récord mundial: recibe antes del primer minuto de juego el gol más rápido de un mundial, por parte de Masek, con el que Checoslovaquia, ya clasificada, se puso en ventaja.

México terminaría derrotando 3-1 a Checoslovaquia, para la primera victoria mexicana en un mundial que borró de la memoria aquel récord de Toño Carbajal que estuvo vigente hasta el mundial de Corea/Japon 2002 cuando el turco Hakan Suku consiguió anotarle a Corea en 9.1 segundos.

Desde su debut en Copas del Mundo Toño Carbajal acepto 37 goles, que lo dejaron para siempre como el arquero más goleado de toda la historia y por supuesto el más goleado de la selección mexicana.

Cosa curiosa, el mejor partido de Carbajal en la selección fue aquel realizado en Wembley, el 19 de junio de 1966, cuando Nacho Trelles decidió sentar a Ignacio Calderón y darle la oportunidad a Carbajal de jugar su quinta copa del mundo a los 37 años.

Las crónicas inglesas no se explicaban las lagrimas del portero mexicano al final del juego, puesto que México había sido eliminado sin ganar un solo juego.

Solo Carbajal sabía que ese encuentro fue el único que jugó en una Copa del Mundo sin que le hubieran marcado un gol.

A %d blogueros les gusta esto: