EL AMOR CANINO ES ALTRUISTA

El calor cae a plomo, pero el panorama en el Estadio Hugo Sánchez es alegre y colorido. Gran diversidad de colas bailan felizmente de un lado a otro. Varios son los motivos: saludar a amigos perrunos, exigir el freezbe que su dueño tiene en mano o de lo que comen mientras admiran la exhibición canina realizada por la organización altruista “Match hecho con amor”.

Gerardo Hernández Olabarria, director general de la ONG, explicó que el evento -consistente en competencias caninas de obediencia y agilidad y la venta de diversos accesorios y alimento por parte de más de 30 marcas- tiene varios objetivos:

Crear una cultura canina, sobre la personalidad de cada raza y respectivo cuidado, y la conciencia de adoptar; la tenencia responsable de los perros, para que las personas sepan que son más que mascotas y que tienen muchas responsabilidades sobre el animalito; y demostrar qué es lo que se puede trabajar con los perros, mediante entrenamientos tanto para quitar malos hábitos, hacer rescate, educarlos o simplemente divertirse.

Aunque, apuntó, tiene una meta mayor todo este trabajo realizado por un grupo de amigos aficionados a los perros: el altruismo, toda vez que colaboramos con varias instituciones sociales dedicadas a atender niños con cáncer o, como en esta ocasión, a adultos de la tercera edad.

“Con la recaudación de las entradas, serán donados aparatos auditivos. Es un tema relevante porque hay muchos adultos mayores que no cuentan con los recursos para realizarse un examen y menos para comprarse un instrumento que les permita favorecer la capacidad de oír.

“Son personas que viven en el aislamiento y en la depresión. Se alejan de la familia, o visceversa, y sufren mucho. Lo que queremos es reintegrarlos en el hogar y, por ende, socialmente”.

En esta ocasión, participaron 30 marcas comerciales, las cuales además de colocar productos a la venta, apoyan a “Match, hecho con amor” con producto para obsequiar a los competidores; además de escuelas de entrenamiento y entrenadores particulares originarios de la Ciudad de México, Toluca, Cuautitlán Izcalli, Aguascalientes y Acapulco.

El evento se realiza cada año y en esta ocasión “se dieron las condiciones para hacerlo en Cuautitlán Izcalli, donde nos abrieron las puertas del Estadio Hugo Sánchez y estamos muy contentos”.

Se pudieron admirar competencias de obediencia, rally, freezbe y agilidad, en diversas categorías, “que ayudan mucho a establecer el lazo filial entre dueño y perro y para que la gente se entere que hay muchas maneras de podernos divertir.

A %d blogueros les gusta esto: