Edomex gastará 300 millones en insumos médicos por #Coronavirus

El Gobernador Alfredo Del Mazo Maza anunció nuevas medidas de prevención para evitar la propagación del COVID-19, como la suspensión de eventos masivos y la inversión de 300 millones de pesos para insumos y equipamiento médico y uso de 60 unidades médicas como filtros para detectar la enfermedad.

“Se mantienen los servicios sustantivos de gobierno, seguiremos trabajando con las áreas sustantivas de Gobierno y continuando con las labores sustantivas que lleva a cabo el Gobierno del Estado. Estamos destinando una bolsa de 300 millones de pesos, para invertir en medicamentos, insumos, equipamiento necesario”, precisó.

“Estamos trabajando con las Cámaras empresariales y los sindicatos para facilitar la implementación del trabajo en casa, para brindar apoyo a las madres de familia, que, además, en los próximos días, estarán teniendo a sus hijos en casa”, añadió.

En el Salón del Pueblo de Palacio de Gobierno, Alfredo Del Mazo dio a conocer que se han designado seis hospitales para atender los casos que sean necesarios, además de asignar 60 unidades móviles médicas para que realicen evaluaciones previas y sean filtros antes de llegar a la hospitalización.

En un mensaje que dio a medios de comunicación, el titular del Ejecutivo estatal informó que en el Estado de México hay seis casos confirmados de COVID-19, de los cuales uno ya fue dado de alta, cuatro están en aislamiento en sus hogares casas y uno hospitalizado.

Asimismo, dijo, en caso de presentar tos seca, temperatura mayor a 38 grados o problemas para respirar, llamar al número 800 900 3200, para que puedan ser atendido por especialistas y dar el seguimiento médico correspondiente.

Recordó que en la entidad se suspendieron clases en todos los niveles educativos del 20 marzo al 20 de abril.

Por su parte, el Secretario de Salud, Gabriel O’Shea Cuevas, precisó que en el Estado de México se cuentan con más de 8 mil 400 camas censables, 422 camas de terapia intensiva, así como mil 200 ventiladores que son necesarios para aquellos pacientes que pueden presentar complicaciones.

Explicó que el grupo de riesgo son los adultos mayores; principalmente arriba de los 70 años, así como pacientes hipertensos, cardiópatas y diabéticos.

A %d blogueros les gusta esto: