Dumbo regaló un poco de ilusión antes de la guerra

Este fin de semana llega Dumbo a los cines, en una versión con personajes reales y en una época menos dolorosa de cuando fue estrenada por primera vez por Disney.

El primer vuelo del pequeño elefante fue en 1941, con el mundo amenazado por la Segunda Guerra Mundial donde México se convirtió en refugio y esperanza para muchos.

Fue precisamente la época en donde un gran número de españoles vinieron a buscar albergue en México, luego de la Guerra Civil que terminó por empoderar la dictadura de Francisco Franco. Por ello no fue de llamar la atención que el doblaje de aquel Dumbo incorporara a un «baturro» en la voz de uno de los cuervos.

El Circo era entonces la diversión más cercana para los barrios de la Ciudad de México, en tanto las carpas, las corridas de toros, las arenas de boxeo y los campos de beisbol y futbol eran los mejores espectáculos en vivo.

Sin televisión y con un pequeño número de cines que ofrecían matinés, combinadas con cantantes o bailarinas en vivo, Dumbo fue una advertencia de lo que iban a sufrir muchas familias, con la separación de los hijos de sus padres para partir a la guerra.

Sin embargo, el personaje se volvió un referente al grado que muchas ferias de barrio adoptaron su imagen para incorporarlo al carrusel o tiovivo, entonces impulsado a mano por los sudorosos despachadores.

En un mundo hecho para los adultos, el Dumbo de aquellos años fue un parpadeo en un mundo donde la vida de los niños transcurría en las calles, brincando la reata, jugando bote pateado, trepando árboles o nadando en los ríos que todavía corrían por la Ciudad de México.

Los adultos hablaban del Atlante, el equipo de futbol arrabalero que era el mejor de México; de los Azules que jugaban en el Parque Delta, incluso con jugadores de Grandes Ligas y de los grandes toreros mexicanos como Miguel Espinoza Armillita, Lorenzo Garza o Luis Castro, que se presentaban en la Condesa o en el Toreo de Cuatro Caminos.

Ese fue el México que conoció el primer Dumbo volador

A %d blogueros les gusta esto: