Doctor Sueño, mala adaptación de una buena novela

Con una duración de tres horas, Doctor Sueño es un homenaje al Resplandor que nunca podrá alcanzar ni la genialidad de Stanley Kubrik y de Jack Nicholson como protagonista.

Ubicada como la continuación del Resplandor, con el hijo sobreviviente de aquella persecusión psicótica de Nicholson, da entrada a demasiados temas que funcionan para la novela de Stephen King, pero no para una adaptación en Cine.

#Cine

De los chicos que ven fantasmas, nos vamos al poder de los mentalistas, los ritos satánicos, la persecusión de brujas y la batalla entre brujos y psíquicos al estilo Harry Potter, sólo que sin varitas mágicas.

La película tiene un inicio muy interesante, pero pierde fuerza conforme va incorporando los elementos ya señalados y termina por colmar la paciencia del espectador en espera del final. Las actuaciones son muy buenas, pero la trama es la que hace caer el resultado.

Quizás el problema principal es la comparación con el Resplandor, que no deja de ser el marco de referencia y es demasiado grande para esta secuela.

A %d blogueros les gusta esto: