Conoce a Xonita el peluche más grande del mundo

Unas horas después de que Guinness World Récord certificara a Xonita como el peluche más grande del mundo, en este municipio se vive un ambiente de alegría, certeza y confianza que les permitirá crear más productos de calidad con reconocimiento de marca y con mayores incursiones en el mercado.

Los mexiquenses de este municipio indicaron que con la certificación de la osita Xonita, se acrecentó el orgullo de vivir y producir peluche en esta región, pues gracias al apoyo que han recibido de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) a través de la Dirección de Comercio, han podido incrementar su competitividad y abrir mercados de consumo.

La certificación del Récord Guinness reconoció el esfuerzo de cerca de 60 productores de la zona quienes empezaron a rellenar esta figura previamente confeccionada en distintos talleres que se localizan en calles y barrios de este municipio, donde más de 250 familias se dedican a esta actividad.

Cabe mencionar que durante más de ocho horas, el personal de Record Guinness y la adjudicadora, Natalia Ramírez, llevaron a cabo las mediciones y certificaciones correspondientes, para posteriormente entregar a las autoridades del municipio, la Sedeco, los organizadores y los productores, el documento legal que reconoció a Xonita como la osa de peluche más grande del mundo, superando al peluche realizado en la región Kansas de Estados Unidos en 2008.


Por su parte, Marco Alanís Hernández, uno de los impulsores de la idea destacó el gran orgullo que prevalece en la zona y mencionó que los productores ya buscan patrocinadores para llevar a Xonita de gira, a distintos municipios y plazas comerciales, incluso a varios estados del país.

Reiteró que Record Guinness les otorgó la certificación determinando que es la primera vez se que hace un muñeco de peluche en el mundo con 19.951 metros de alto, 10 toneladas de peso y un volumen de 14, 951 metros cúbicos.

Por ello “vamos a aprovechar la marca y buscaremos asociarnos con empresas, centros comerciales y organismos diversos a fin de poder colocar mayores volúmenes de figuras, cojines, bolsas, zapatos y otros accesorios que se hacen a partir del peluche”.

Cabe mencionar que posterior al Record, afuera del estadio y en todas las calles de Xonacatlán se vendían ositas dormilonas con el sello de Guinness World Record, bordado en una de sus piernas.

A %d blogueros les gusta esto: