Cabildo aprueba POA 2018 y el Alcalde Víctor Estrada destaca manejo responsable de las finanzas

Por mayoría, el cuerpo edilicio del Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli aprobó el Programa de Obra Anual (POA) para el ejercicio fiscal 2018; se registraron dos votos en contra, en lo que fue la 132 Sesión de Cabildo, con carácter de Extraordinaria y de Tipo Pública.
Habrá que subrayar que el POA 2018 contempla 16 obras de pavimentación, 21 obras educativas y 12 obras más en espacios públicos.
Vale la pena detenerse para reseñar el enfrentamiento que sostuvieron los regidores de Morena, Elsa Becerril e Ignacio Pillado –que, para no variar, votaron en contra de este POA—con los regidores del PRI, Lorena López y Sixto Contreras.
Mientras la primera los conminó a apoyar el POA, éste último pidió a los morenistas no descalificar el trabajo que se realizó para su diseño y condenó que su voto en contra es ya por sistema; terminó por recordarles y demostrarles que no apoyan ni los descuentos al agua o al predial que tanto favorecen a la población.
En su intervención, el Presidente Municipal Víctor Estrada Garibay enfatizó que para cuando termine su administración se habrán ejercido más de 800 millones de pesos en obra pública, cantidad que supera a lo ejercido por las dos administraciones anteriores juntas.
En ese sentido, comentó que el pasado 13 de abril la calificadora Moody’s “ratificó la calificación crediticia nacional del municipio de Cuautitlán Izcalli con perspectiva estable, lo cual refrenda la correcta política financiera del municipio y da fe que el manejo prudente del POA, en este último año de gestión, es la mejor estrategia financiera para mantener el orden de las finanzas”.
Para ilustrar el responsable manejo en las finanzas que se ha tenido durante su gestión, Estrada Garibay apuntó: En 2012, por cada peso que el Gobierno Municipal recaudaba, 32 centavos se destinaban para pagar la deuda; en 2015, por cada peso, se destinaban 23 centavos. Y para abril de 2018, se destinarán 16 centavos por cada peso.
“Es decir: 50 por ciento y 30 por ciento menos, respectivamente”, remató el Presidente Municipal.
Recordó también que el pasado 2017 no fue un año fácil, pues el municipio enfrentó una serie de adversidades económicas. Mencionó los embargos de cuentas de programas federales y estatales, por casi 100 millones de pesos “y eso obviamente impide el poder tener liquidez y el poder llevar a cabo distintos programas”.
En este punto, el Alcalde resaltó que, a pesar de que esas cuentas son de carácter inembargable, de acuerdo con la Ley de Coordinación Fiscal; “es increíble y lo digo públicamente, que nos las embarguen”.
Víctor Estrada evocó igualmente las dificultades que supusieron las contingencias naturales, como inundaciones y sismos, que obligaron a redoblar esfuerzos en la recaudación “para poder dar cumplimiento a obras etiquetadas por la Federación y el Estado” a fin de evitar sanciones.
“Nuestra política financiera es responsable, evitará dejar comprometidas las finanzas públicas del municipio, contribuyendo a un periodo de transición financiera nunca antes visto”, agregó.
Para finalizar, hizo mención que una candidata de Morena utilizó obra pública del municipio al celebrar un evento proselitista bajo el cobijo de un arcotecho; el Alcalde se refería a Xóchitl Zagal, aspirante a una diputación, que celebró el Día Internacional del Deporte protegiéndose con una de las estructuras que “por cierto no hemos inaugurado”.
En ese contexto, apuntó su satisfacción porque “grupos de oposición también reconocen el esfuerzo y el trabajo de este municipio”.

A %d blogueros les gusta esto: