Anaya redujo desventaja tras el debate; independientes declinarán

José Antonio Meade fue el gran perdedor del primer debate presidencial, que se efectuó este domingo en el Palacio de Minería, en la Ciudad de México. Ni dudar que el vencedor fue Ricardo Anaya y, concedamos, Andrés Manuel López Obrador salió “tablas”, en tanto que los independientes, El Bronco y Margarita Zavala, ganaron algunos puntos.
Total, sin cambios en preferencias: 1, López Obrador; 2, Ricardo Anaya; 3, Meade; y el 4 y 5 lo disputan Zavala y El Bronco.
Al candidato de la coalición Todos por México no se salió del librito; fue el aplicado de la clase, pero sin carisma, sin emotividad. Muy frío, muy cuadrado.
López Obrador (Morena-PT y PES) mantuvo la calma en diversos episodios. Ni cuando lo acusaron de nepotismo ni las veces en que le reprocharon la corrupción que se destapó con Bejarano o el tesorero Ponce, el político tabasqueño perdió la calma y se se mantuvo como el tolerante que sabemos que no es.
En cambio, Anaya, de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD y MC), mostró conocimiento y tuvo destellos de simpatía. Trató con conocimiento cada uno de los temas que se le plantearon y arremetió contra sus oponentes con oportunidad.
Por su lado, López Obrador logró mantener la calma todo el tiempo, a pesar de que los otros cuatro candidatos se le fueron a la yugular la mayor parte del tiempo.
El de las ocurrencias esta vez fue el gobernador de Nuevo León con licencia, Jaime Rodríguez El Bronco, que destacó por sus propuestas inverosímiles, como esa de cortar brazos a delincuentes.
Siempre sonriente y defendiendo el proyecto de seguridad que implementó su esposo, Felipe Calderón, Margarita Zavala seguramente ganará algunos puntos en las encuestas de preferencia electoral.
Toital, que después de este enfrentamiento, más que intercambio de propuestas, las encuestas deben mantener a López Obrador como puntero pero con menos desventaja para Ricardo Anaya y Meade debe mantenerse en tercer lugar.
Sin grandes posibilidades de triunfo, El Bronco le debe restar un poco de preferencias a Margarita Zavala; con todo y que no estuvieron mal, ninguno tiene oportunidad y deben ir pensando en declinar en favor de algunos de los candidatos partidistas.

A %d blogueros les gusta esto: