Ana, todavía no empiezan las campañas…

EDGAR VALERO BERROSPE

Aunque soy ciudadano mexicano, hay temas que no domino plenamente, pero me queda claro que las campañas políticas no han comenzado. Bueno, no oficialmente, porque hay algunos “suspirantes” como la titular de la CONADE, Ana Gabriela Guevara que ya hasta grabaron su spot de video promocional, mismo que debo reconocer, yo en lo personal no lo he visto en la tele, pero en Internet, ahí sí, con eso de que no está regulada la promoción en ese medio…

Y también debo de aceptar que me da mucho gusto, no que se promocione, sino que se vaya. Jamás pensé que diría esto, pues habiendo vivido tan de cerca su carrera deportiva, al menos desde 1999 y hasta el 2008 cuando se retiró, siempre creí que llegaría a ser una dirigente excepcional para el deporte mexicano, aunque hoy, es un hecho, debo reconocer que uno de los peores errores de percepción de mi vida como comunicador, fue ese. Ana no sólo resultó ser una mala dirigente deportiva. Puedo casi asegurar que ha sido la peor que ha pasado por la CONADE y mire que hay quien le disputa ferozmente esa designación, como es el caso de Bernardo de la Garza, quien “vendió” su candidatura presidencial a favor de Felipe Calderón a cambio de un “hueso” absolutamente inmerecido.

Porque hay de “huesos” a “huesos”  y sí, la semántica me permite decirle que hay “huesos merecidos” y “huesos inmerecidos”, particularmente como los dos de estos dirigentes mediocres que le acabo de mencionar. Es más, le puedo decir que se nos hace tarde para que se vaya a su candidatura de acompañante a la gubernatura de Sonora, porque es un hecho que ni con el apoyo del Papa, va a ganar las elecciones de su estado natal.

Quiero dejar bien claro que, nunca he puesto en duda el reconocimiento que se merece por haber sido quizá, una de las más dominadoras atletas de la historia. Sin duda la velocista más grande que haya dado México y una luchadora incansable, aunque haya sido para su beneficio únicamente, de los derechos de los atletas. Ana se ganó el reconocimiento del país completo (y yo soy de éste país) y nos regaló dos de los más emocionantes momentos en la historia del deporte, cuando ganó el campeonato mundial de atletismo de los 400 metros en el Stade de France y cuando conquistó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas, corriendo lesionada y brindando una electrizante competencia ante Tonique Williams, quien sólo pudo vencerla prácticamente sobre la línea de meta.

Pero eso fue hace mucho tiempo. Hace 16 años… Ana se retiró y me dijo a mi, antes que nadie en una entrevista que aún usted puede revivir en mi canal de youtube.com/c/edgarvalero, en la que me aseguró que se iba del deporte federado porque desde su posición ya no podía hacer nada para combatir a los dirigentes corruptos (¡!), y a todos aquellos que se servían del deporte para enriquecerse de forma ilicita (¡!) y que lucharía por apoyar a los deportistas que sufrían como víctimas del sistema deportivo nacional (¡!)…

Sí, ya se, ese sistema que ella ahora encabeza y donde lo de todos los días son la corrupción, el escándalo de enriquecimiento ilícito de sus directivos de primer nivel que estrenan autos de super lujo a cada rato, y que han mantenido como víctimas de su incompetencia a todos esos a los que deberían cuidar y servir, sí, los deportistas…

Entonces que se vaya Ana Guevara de la CONADE, sí, me da mucho gusto, lo celebro, aunque también lamento profundamente que una persona en la que creí ciegamente que lucharía por los derechos de los jóvenes deportistas del país, los que la vieron como ejemplo, sólo se sirvió de los cargos públicos que ha tenido (ni siquiera digo desempeñado), para satisfacer sus ambiciones personales y se olvidó de los nobles ideales que me expresó en esa entrevista y que en su día, me hicieron admirar más, creer en ella mucho más y reconocer mucho más su lucha personal para triunfar en el país donde la corrupción manda…

Ahora, sí eso es lo que deja en la CONADE, no me explico como pueda ofrecerle en su spot de televisión a los sonorenses, de que luchará por ellos y por México, cuando ha quedado claro que si Ana Gabriela Guevara le importa algo, sólo es ella, Ana Gabriela Guevara… Ya se sirvió con la cuchara grande, pero por lo que se ve, nada le parece suficiente….

A %d blogueros les gusta esto: